10 reglas para un plan de negocio exitoso

10 reglas para un plan de negocio exitoso

Para tener éxito en el comercio, es necesario comprender la importancia de cumplir con un conjunto de reglas que han guiado a los empresarios más exitosos.  Cada regla sola es importante, pero cuando trabajan juntas los efectos son sorprendentes. Operar con estas reglas puede aumentar enormemente las probabilidades de éxito en los negocios.

Regla n. ° 1: utilice siempre un plan de negocio

Un plan de negocio es un conjunto escrito de reglas que especifica los criterios de entrada, salida y administración de los recursos. El uso de un plan de negocio permite a los empresarios alcanzar unos objetivos, aunque es un esfuerzo que consume mucho tiempo.

Con la tecnología actual, es fácil probar una idea comercial antes de arriesgar dinero real. Si falla algo, con bases de datos ERP puedes volver a probar, aplicar ideas de negociación a datos históricos, permite a los operadores determinar si un plan de negociación es viable, y también muestra la expectativa de la lógica del plan.

Una vez que se ha desarrollado un plan y las pruebas posteriores muestran buenos resultados, el plan se puede usar en operaciones reales. La clave aquí es apegarse al plan.

Regla No.2: Tratar las negociaciones con proveedores y clientes como un negocio

Para tener éxito, uno debe enfocarse en la negociación con proveedores y clientes como un negocio de tiempo completo o parcial, no como un pasatiempo o un trabajo por cuenta ajena.

Como trabajo, puede ser frustrante ya que no hay un sueldo regular. El autónomo o Pyme es un negocio e incurre en gastos, pérdidas, impuestos, incertidumbre, estrés y riesgo. Como pequeño empresario, usted es esencialmente propietario de una pequeña empresa, y debe hacer su investigación y estrategias para maximizar el potencial de su negocio.

Regla n. ° 3: Utilice la tecnología a su favor

El autónomo o Pyme es un negocio competitivo, y se puede suponer que la persona que se sienta al otro lado de una operación aproveche al máximo la tecnología. Las bases de datos ERP permiten a los autónomo y Pymes una variedad infinita de métodos para ver y analizar los mercados. Hacer una prueba de respaldo de una idea sobre datos históricos antes de arriesgar dinero, puede salvar una cuenta de operaciones, sin mencionar el estrés y la frustración. Obtener acceso a nuestra base de datos ERP con teléfonos inteligentes nos permite monitorear los datos de nuestro negocio prácticamente en cualquier lugar.

Utilizar la tecnología a su favor, y mantenerse al día con los avances tecnológicos disponibles, puede ser muy productivo para el negocio.

Regla n. ° 4: Proteja su capital

Ahorrar dinero para financiar, puede llevar mucho tiempo y mucho esfuerzo. Es importante tener en cuenta que proteger el capital de su negocio no es sinónimo de no perder operaciones. Todos los autónomos y Pymes realizan alguna vez operaciones ruinosas; eso es parte del negocio. Proteger el capital implica no tomar riesgos innecesarios y hacer todo lo posible para preservar su negocio.

Regla n. ° 5: Estudie el mercado

Es necesaria una educación continua: los autónomos deben permanecer enfocados en aprender más cada día. Debido a que muchos conceptos conllevan conocimientos previos, es importante recordar que comprender los mercados y todas sus complejidades es un proceso continuo y permanente.

La política mundial, los eventos, las economías, incluso el clima, tienen un impacto en los mercados. El entorno del mercado es dinámico.

Regla n. ° 6: Arriesgar solo lo que puede permitirse perder

En la regla número 4, mencioné que financiar una cuenta comercial puede ser un proceso largo. Antes de que un operador comience el negocio o empresa real, es imperativo que todo el dinero en la cuenta sea realmente prescindible. Si no es así, el autónomo o empresario debe seguir ahorrando hasta que lo haga.

No hace falta decir que el dinero en una cuenta de la emprea no debe asignarse para la matrícula universitaria del niño, ni para pagar la hipoteca. Los empresarios y autónomos nunca deben permitirse pensar que simplemente están «pidiendo prestado» dinero de estas otras obligaciones importantes. Uno debe estar preparado para perder todo el dinero asignado a una cuenta comercial.

Perder dinero es lo suficientemente traumático. Es aún más si se trata de un capital que nunca debería haberse arriesgado.

Regla No.7: Desarrollar una Metodología de Trading basada en hechos

Tomarse el tiempo para desarrollar una metodología de negocio sólida, vale la pena el esfuerzo. Puede ser tentador creer en las estafas comerciales «tan fáciles como imprimir dinero» que prevalecen en Internet. Pero los hechos, no las emociones o la esperanza, deberían ser la inspiración detrás del desarrollo de un plan de negocio.

Los empresarios que no tienen prisa por aprender, normalmente tienen más facilidad para examinar toda la información disponible en Internet. Considere esto: si tuviera que comenzar una nueva carrera, lo más probable es que necesite estudiar en un colegio o universidad durante al menos un año o dos antes de que esté cualificado para incluso solicitar un puesto. Aprender a comerciar exije una cantidad de tiempo, la investigación y el estudio del negocio.

Regla n. ° 8: utilice un «stop loss»

Un stop loss es una cantidad predeterminada de riesgo que un empresario está dispuesto a aceptar con cada operación. El stop loss puede ser una cantidad de euros o un porcentaje, pero de cualquier forma limita la exposición del empresario durante una venta. Usar un stop-loss puede quitar algo de incertidumbre a la negociación, ya que sabemos que solo perderemos X cantidad en cualquier operación dada.

Ignorar un stop-loss, incluso si lleva a una operación ganadora, es una mala práctica. Salir con un stop-loss, y por lo tanto tener una venta perdedora, sigue siendo una buena operación si está dentro de las reglas del plan de negocio. Si bien la preferencia es salir de todos las ventas con un beneficio, no es realista. Usar un stop loss protector ayuda a asegurar que nuestras pérdidas y nuestro riesgo sean limitados.

Regla n. ° 9: Sepa cuándo dejar de comerciar

Hay dos razones para dejar de operar: un plan de negocio ineficaz y un empresario ineficaz.

Un plan de negocio ineficaz muestra pérdidas mucho mayores de lo anticipado en las pruebas previas. Los mercados pueden haber cambiado, la volatilidad dentro de un determinado instrumento de negociación puede haber disminuido, o el plan de negociación simplemente no está funcionando tan bien como se esperaba. Uno se beneficiará permaneciendo indiferente y serio. Podría ser el momento de reevaluar el plan de negocio y hacer algunos cambios, o comenzar de cero con un nuevo plan de negocio. Un plan de negocio sin éxito es un problema que debe ser resuelto. No es necesariamente el final del negocio o empresa.

Un empresario o autónomo ineficaz es aquel que no puede seguir su plan de negocio. Malos hábitos y falta de actividad física pueden contribuir a este problema. Un empresario que no está en las mejores condiciones para el comercio, debe considerar un descanso para hacer frente a cualquier problema personal, ya sea la salud o el estrés o cualquier otra cosa que prohíba que el empresario o autónomo sea efectivo. Después de resolver cualquier dificultad y desafío, el empresario puede reanudar la actividad.

Regla No. 10: Mantener el negocio en perspectiva

Es importante mantenerse enfocado en el panorama general cuando se opera. Una operación perdedora no debería sorprendernos, es parte del negocio. Del mismo modo, una operación ganadora es solo un paso en el camino hacia el negocio rentable. Son las ganancias acumuladas las que hacen la diferencia. Una vez que un empresario acepta ganancias y pérdidas como parte del negocio, las emociones tendrán un efecto menor en el rendimiento comercial. Eso no quiere decir que no podamos estar entusiasmados con una operación fructífera, pero debemos tener en cuenta que una operación perdedora no está lejos.

Establecer objetivos realistas es una parte esencial para mantener el negocio en perspectiva. Si un operador tiene una pequeña cuenta comercial, no debe esperar obtener grandes ganancias. Un retorno del 10% en una cuenta de 10000 euros es bastante diferente a un retorno del 10% en una cuenta comercial de 1000000 euros. Trabaja con lo que tienes y sé sensato.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *